in

xCloud es un vistazo inacabado pero inspirador de cómo podríamos jugar en el futuro

La primera vez que inicias un juego de Xbox One en un teléfono Android puede ser surrealista. A principios de este mes, abrí la aplicación Game Pass en un teléfono Pixel 3A, conecté un controlador Xbox One a través de Bluetooth en la configuración del dispositivo y presioné el botón «reproducir» en la página para Halo 5: Guardianes. Después de un tiempo de carga algo largo, allí estaba en la pantalla del menú, listo para jugar exactamente lo mismo Halo 5 campaña que dejé inconclusa en 2016.

Me sorprendió que mi archivo guardado estuviera intacto y accesible en la nube, lo que me permitió continuar justo donde lo dejé. La mejor parte: ni siquiera tuve que desempacar la Xbox One donde jugaba originalmente. Está desconectado en una caja, exactamente donde lo dejé desde que me mudé a la costa este a fines del verano.

Me dejé caer en Halo 5 y comenzó a jugar una vez más, el retraso es un poco notable pero no rompe el juego y los gráficos lo suficientemente nítidos para jugar en una pequeña pantalla de Pixel. Con una suscripción a Game Pass de $ 15 al mes y un clip de control PowerA MOGA de $ 15, ahora tengo una cómoda consola de juegos móvil que puedo jugar en cualquier lugar de mi apartamento, con Halo 5 y docenas de otros juegos, incluidos los que nunca tuve y algunos que ni siquiera conocía. Se siente como tener una versión en progreso del futuro en mi teléfono.

La facilidad con la que la nueva versión beta de juegos en la nube de Microsoft se inserta en su servicio Game Pass existente y en la visión más amplia de Xbox oculta el hecho de que xCloud es en gran medida un borrador. Es una versión muy temprana del tipo de plataforma de vanguardia que la empresa necesitará para forjar un negocio de juegos más sólido y resistente en el futuro. En su estado actual, xCloud funciona lo suficientemente bien y brinda suficientes beneficios únicos para convencernos de que Microsoft tiene un plan de regreso coherente después de siete años poniéndose al día con Sony.

Sin embargo, hay mucho que mejorar si xCloud va a ganar su lugar en el servicio de suscripción de $ 15 al mes de la compañía y competir con servicios más completos, como Google Stadia y Nvidia GeForce Now, los cuales ya están disponibles en múltiples plataformas.

Foto de Nick Statt / The Verge

Cómo funciona xCloud y qué tan bien funciona

xCloud es un producto engañosamente simple en su forma actual. No necesitas mucho para usarlo: un teléfono Android con la versión 6.0 o posterior es suficiente, además de una conexión a Internet mínima de 10 Mbps y, con suerte, una red Wi-Fi de 5 GHz, y probablemente querrás un controlador Bluetooth. Las entradas táctiles están actualmente limitadas a un solo juego, Mazmorras de Minecraft, con planes para admitir una pequeña parte de la biblioteca de Game Pass algún día en el futuro. (Además, jugar con una pantalla táctil en un servicio de juegos en la nube generalmente ha sido una experiencia miserable).

También deberá pagar $ 15 al mes por una suscripción a Game Pass Ultimate, pero xCloud no es el único beneficio: le brinda acceso a más de 100 juegos en Xbox y PC, además de transmitir juegos a su teléfono. La aplicación Game Pass en sí es fácil de usar, receptiva y está bien diseñada.

Existe una disposición coherente de listas que se pueden maniobrar fácilmente con un controlador Bluetooth, por lo que no es necesario buscar un juego específico. Hay una lista dedicada de juegos emblemáticos en la parte superior como el recientemente agregado Doom Eternal, una sección de «saltar hacia atrás» para los juegos a los que ha jugado antes, una lista de juegos agregados recientemente, una colección «juega muy bien en dispositivos móviles» y una tabla de clasificación más popular.

Al tocar cualquier juego, sabrá si se puede jugar a través de la transmisión o si solo se puede descargar a una PC o Xbox emparejada. (Aquí tenemos un desglose de los precios y varios niveles de suscripción para Game Pass, así como una guía práctica de xCloud aquí).

Microsoft está ejecutando el servicio en blades de servidor personalizados utilizando hardware Xbox One S, pero la compañía planea realizar la transición de la plataforma a hardware de grado Xbox Series S / X para mejorar el rendimiento en el futuro. No necesariamente sabemos exactamente qué significa eso, pero una fuente familiarizada con los planes de Microsoft nos dice El borde incluirá la rápida unidad de estado sólido de la Xbox Series S / X, que podría mejorar los tiempos de carga y proporcionar otras mejoras de rendimiento.

Sin embargo, en este momento, los tiempos de carga y el retraso de xCloud son bastante notables y se quedan atrás de los de Stadia y GeForce Now. Incluso con una velocidad de descarga de Spectrum en el norte del estado de Nueva York de aproximadamente 110 Mbps y en una red Wi-Fi de 5 GHz, juegos como Engranajes 5 y Halo: la colección del jefe maestro tenían una lentitud notable que necesitaba tener en cuenta cuándo los juegos requerían precisión y reflejos rápidos durante los tiroteos de alta intensidad. Pero diré que cuanto menos intensivo en gráficos era un juego, mejor se sentía al transmitir. Ori y la voluntad de los Wisps jugó casi sin problemas en comparación con la experiencia en mi PC.

En cuanto a los tiempos de carga, con los juegos modernos de Xbox One y PC como Engranajes 5 y Los mundos exteriores, estás buscando tiempos de carga de alrededor de uno a un minuto y medio para pasar de la pantalla de carga de xCloud, la pantalla de carga del juego, y hasta el punto en que el menú del juego registra una entrada. Eso es un poco incómodo en dispositivos móviles dado que no puedes hacer nada más que mirar la pantalla y esperar a que se cargue el juego; cambiar a otra aplicación o salir a la pantalla de inicio suspende el proceso de carga.

En Google Stadia, hemos visto que los juegos se cargan dos o tres veces más rápido, con títulos de consola completos como Destino 2 o Shadow of the Tomb Raider a menudo, solo tarda de 20 a 30 segundos en la aplicación móvil de Stadia para Android. Mortal Kombat 11, uno de los pocos juegos disponibles en ambos servicios, se carga en su menú en Stadia después de solo 30 a 35 segundos más o menos, en comparación con el tiempo de más de un minuto que se tarda en arrancar en xCloud. Y mientras Destino 2 toma casi la misma cantidad de tiempo para cargar en ambas plataformas (y conserva el archivo guardado de su PC en Stadia), encontré que jugar en xCloud es mucho más agitado.

Probé los tiempos de carga de xCloud con 15 de los títulos más populares de Xbox One que los suscriptores de Game Pass podrían querer transmitir y compilé los resultados en la tabla que encontrará a continuación. Tenga en cuenta que estas son estimaciones basadas en mis experiencias; sus resultados pueden variar.

Rendimiento de xCloud Beta

Juegos de Xbox One Tiempo de carga de xCloud (minutos)
Juegos de Xbox One Tiempo de carga de xCloud (minutos)
Doom Eternal 1:03
Engranajes 5 1:24
Ori y la voluntad de los Wisps 1:25
Halo: Colección Master Chief 0:51
Halo 5: Guardianes 1:06
Los mundos exteriores 1:42
Forza Horizons 4 0:53
Mazmorras de Minecraft 1:19
Mortal Kombat X 1:01
Cielo de nadie 0:43
Sea of ​​Thieves 0:49
Ark: Survival Evolved 1:19
Resident Evil 7: Biohazard 1:31
Recocido 2 1:51
Conectado a tierra (vista previa) 1:24

Estos no son horrible tiempos de carga, pero son un retraso definitivo: a menudo me encontraba descansando mi controlador con el Pixel conectado a mi sofá y simplemente navegando en mi iPad o computadora portátil mientras esperaba que se cargara un juego. Y debido a que los diferentes juegos se cargan en diferentes momentos, nunca sabes qué esperar. La inconsistencia y los inconvenientes parecen menores en el papel, pero restan valor notablemente a la experiencia general de una manera que un producto completo y no beta no podría permitirse.

Foto de Nick Statt / The Verge

Más allá de los tiempos de carga y el retraso

Microsoft tiene formas de reducir potencialmente los tiempos de carga y el retraso, incluidos los servidores que ya prometió actualizar. Pero podría decirse que un factor de diferenciación mayor entre xCloud, Google Stadia, GeForce Now y el próximo Amazon Luna es el modelo de negocio: cómo pretenden ganar dinero y mantenerse, qué tienen para ofrecer a los fabricantes de juegos para convencerlos de que se suban a bordo, y qué juegos puede ofrecer cada uno a jugadores como tú.

Google cobra a los jugadores de Stadia por juegos individuales, independientemente de si el usuario está en su nivel gratuito o si paga una suscripción a Stadia Pro de $ 10 al mes, que le otorga transmisión 4K y acceso a una biblioteca de títulos gratuitos similares a PlayStation Plus o Xbox. Live Gold. GeForce Now solo cuesta $ 5 al mes (tiene un nivel gratuito muy limitado), pero solo le permite transmitir juegos que ya posee y compró a través de Steam, y solo si un editor ha aceptado permitir que Nvidia los redistribuya a través de su plataforma en la nube. .

PlayStation Now, el servicio de transmisión de Sony que ha operado silenciosamente desde 2014, es el más cercano a xCloud en teoría, ya que ofrece más de 800 juegos por una suscripción de $ 10 al mes. Pero normalmente no incluye juegos de Sony muy recientes, no te permite descargar juegos para jugar sin conexión como Xbox Game Pass y no tiene una aplicación móvil (aunque está en Mac y PC con Windows). Está mejor diseñado como un servicio que se ejecuta en una consola PlayStation que ya posee, como una forma de experimentar juegos que prefiere no comprar y esperar para descargar.

Esos diversos modelos comerciales, así como el hecho de que ni Google ni Nvidia son editores con acceso a sus propios catálogos de juegos (todavía), significa que los jugadores de la nube están obteniendo diferentes bibliotecas de software con diferentes niveles de acceso. Algunos creadores de juegos, como Destino el desarrollador Bungie, hará que sus juegos estén disponibles a través de Stadia Pro, mientras que otros como Larian Studios (creador de Puerta de Baldur 3) solo venderá sus títulos a precio completo en la plataforma de Google. Algunos creadores de juegos como Epic optarán por ser parte de GeForce Now, mientras que otros como Activision Blizzard no permitirán que Nvidia transmita sus títulos sin importar qué.

Dependiendo de quién sea el propietario de qué, su acceso a un juego en la nube podría ser revocado en cualquier momento, al igual que las películas y los programas de televisión van y vienen en Netflix, Hulu y otros servicios de transmisión de video. Lo mismo ocurre con PlayStation Now de Sony, que tiene muchos de los títulos propios de la compañía, pero solo ofrece acceso a cualquier juego de terceros que Sony pueda licenciar.

Microsoft, como Sony, tiene el beneficio adicional de poseer una gran parte de los desarrolladores más grandes de la industria de los juegos, y recientemente agregó la biblioteca masiva de Bethesda Softworks a su lista. Eso le da a xCloud un gran impulso, pero la arquitectura de Game Pass da a xCloud una ventaja distinta sobre PlayStation Now porque los juegos de Game Pass se pueden descargar y jugar en una Xbox o PC con el beneficio adicional de llevar su progreso guardado a través de dispositivos. Y a diferencia de Sony, Microsoft se ha comprometido a llevar sus últimos juegos a Game Pass en lugar de limitar la plataforma en la nube a títulos en su mayoría más antiguos.

Ahí es donde comenzamos a ver la verdadera promesa de xCloud. Puede comenzar a jugar el nuevo juego de Microsoft más popular localmente en su Xbox, reanudar el juego del mismo título descargado en su PC a través de Game Pass Ultimate y luego transmitir sobre la marcha a través de xCloud en Android. Con compra cruzada y progresión cruzada, todo se sincroniza en la nube.

Ese es un escenario que no puede replicar con ningún otro servicio, y es el gran punto de venta de Microsoft para xCloud en este momento, incluso si la probabilidad de que cualquier suscriptor de Game Pass realmente aproveche todas esas ventajas sigue siendo escasa. La promesa de lo que esto podría significar en el futuro sigue ahí y es emocionante.

Microsoft sin duda mejorará la experiencia a medida que actualice su infraestructura de red e introduzca eficiencias de hardware y software para suavizar el proceso. Y sin duda los juegos a través de xCloud se sentirán y jugarán mucho mejor en una conexión por cable cuando la plataforma sea compatible con televisores inteligentes / dispositivos de transmisión por secuencias, navegadores y aplicaciones de escritorio dedicadas.

Pero necesita hacer esas cosas para ser competitivo, y Microsoft aún no ha detallado cuándo y cómo hará que sucedan estas cosas, aunque ahora sabemos que tiene planes de llevar xCloud a iOS a través de navegadores móviles mientras funciona en un entorno adecuado. La versión para PC también. Por ahora, la versión beta exclusiva de Android es solo una forma a pequeña escala de disfrutar de los beneficios de posiblemente el servicio de juegos en la nube más avanzado que tenemos hasta la fecha. Pero no es una razón lo suficientemente convincente en este momento para gastar $ 15 al mes en Game Pass Ultimate de Microsoft por sí solo.

Pero una versión beta es todo lo que xCloud realmente necesita ser en este momento. Estamos a un mes de que las consolas de próxima generación lleguen y marquen el comienzo de una nueva era incierta para la distribución de hardware y software de juegos. Google, Amazon y otros están apostando a que pueden alejarlo de la perspectiva de una caja nueva y brillante con solo unos pocos juegos nuevos, permitiéndole jugar en cualquier lugar en cualquier pantalla usando la nube, pero Luna aún no se ha lanzado y Stadia todavía está luchando por generar confianza en los consumidores casi un año después del lanzamiento.

Mientras tanto, Microsoft ofrece una biblioteca completa de juegos que puede jugar en su nueva Xbox por $ 15 al mes, y está lanzando una prueba sustancial de juegos en la nube de forma gratuita. La compañía todavía está tratando de recuperar la confianza de una generación de jugadores que perdió a través de una serie de fallas corporativas, fracasos de marketing y una falla en seguir el ritmo de una estrategia de consola impulsada exclusivamente por su principal competidor Sony simplemente estaba mejor posicionado para tirar. apagado.

Muchos jugadores de Xbox abandonados, incluido yo mismo, dejaron la marca Xbox y construyeron redes centrales de amigos y una biblioteca de juegos en la plataforma PlayStation, y será difícil para Microsoft recuperar a esos consumidores.

Sin embargo, xCloud y Game Pass podrían ayudar a Microsoft a llegar allí. Estas herramientas significan que Microsoft no tiene que competir con Sony como lo intentó durante los últimos siete años, incluso si una adquisición de Bethesda le brinda más recursos para jugar el juego de Sony si así lo desea. Fui un devoto fanático de Xbox durante los años de Xbox 360 y estaba buscando una razón para regresar.

Gracias a xCloud, estoy seguro de que Microsoft forjará un camino hacia adelante en el que puedo migrar mi biblioteca y guardar archivos en cualquier pantalla que desee. Esa podría ser una razón suficiente para comprar una nueva Xbox, si eso significa que mis juegos me acompañan a donde quiera que vaya.

Noticias

Written by Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El 2020 de Ediciones Primigenio

Las Spice Girls todavía intentan convencer a Victoria Beckham de gira